Las frases más inspiradoras de las famosas sobre los zapatos

Los zapatos son para muchas mujeres un objeto de deseo. Más allá de su papel para cubrir los pies, los zapatos se han convertido en uno de los complementos imprescindibles de nuestro día a día. Planos, con tacón midi, con tacón de aguja, con plataforma, abiertos, cerrados, bailarinas, mocasines, slippers, botines… Los zapatos dicen mucho de la personalidad de quién los lleva.

Los zapatos han dado lugar también a historias que nos invitan a soñar y frases legendarias. Desde que a Cenicienta “un par de zapatos les cambiaran la vida”, han sido muchas las famosas que han dejado claro que para ellas los zapatos son imprescindibles en su vida. Desde Marilyn Monroe a Ariana Grande o Kate Moss, pasando por Coco Chanel o Carrie Brandshow (Sarah Jessica Parker en Sexo en Nueva York) nos han dejado frases míticas sobre el universo de los zapatos y lo que ello ha significado en sus vidas. Famosas que nos sirven de inspiración para elegir cada día los zapatos que nos ayudan a recorrer el camino.

Vamos a recordar algunas de estas frases divertidas e inspiradoras:

marilyn-zapatos
Alexandra Ambrosio:
“Adoro los zapatos y, cuando veo unos que me gustan, no puedo controlarme, tengo que tenerlos».

chanel-zapatos
Keira Knightley:
“Si veo un par de zapatos que adoro, no importa si no los tienen de mi talla. Los compro de todas formas”.

jessica-parker-zapatos

 

Christian Dior:

«Tú puedes no preocuparte demasiado de la elección de tus zapatos. Muchas mujeres piensan que no son importantes, pero la prueba real de la elegancia de una mujer es qué hay en sus pies».

kate-moss-zapatos
Coco Chanel:
«Una mujer con buenos zapatos nunca es feo».

ariana grande - zapatos

Protagonistas de la serie Pretty Little Liars:
«¡No puedo vivir sin teléfono! ¡Es como vivir sin cerebro o zapatos!».

carine-zapatos

Oprah Winfrey:
«Todavía tengo los pies sobre la tierra, solamente llevo mejores zapatos».

Este es nuestro pequeño homenaje al zapato y a las famosas y famosos que han contribuido a convertirlo en objeto de culto.